Vnculo a portal de transparencia
Home Institución Marco Institucional Multimedia Entrevistas Periódico estadounidense "The Washington Post", en su división en español "El Tiempo Latino", entrevista al Dr. Flores

Periódico estadounidense "The Washington Post", en su división en español "El Tiempo Latino", entrevista al Dr. Flores

PDF Imprimir
Valoración de los usuarios: / 1
PobreEl mejor 
Multimedia - Entrevistas

Viernes 29 de Abril de 2011 14:36

Director Leonel Flores durante la entrevista.“La clave es la inclusión”

El prestigioso diario estadounidense "The Washington Post", en su división en español "El Tiempo Latino", entrevistó al director general del ISSS, Dr. Leonel Flores, para abordar la situación del Seguro Social y los lineamientos a seguir durante su gestión.

Leonel Flores, director del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), asumió su cargo en enero después de 10 años de radicar en el área metropolitana. Aquí fue gerente de Programas de Salud (2007 – 2010) y trabajó para la Red Nacional de Estudios Clínicos en Adolescentes para la prevención y tratamiento de VIH/Sida en la Universidad de Maryland. El viernes 8 visitó el área y conversó con Ana Cubías, de El Tiempo Latino, sobre los retos de asumir el cargo de director en la institución de salud pública más importante de El Salvador y las reformas que quiere implementar.

—¿Cómo encontró al ISSS cuando asumió el cargo?

—Cuando llegué al país hice un diagnóstico en el aspecto jurídico, económico y técnico. Esto me llevó a hacer todo tipo de consultas en todos los departamentos. Me sorprendió encontrar una institución que su plataforma principal para su base de servicios ha sido la parte curativa, la parte de intervención y no la parte preventiva. Los servicios curativos —como se sabe en los países del primer mundo— desgastan financieramente las instituciones, las congestiona y empeora la calidad de vida de los pacientes porque llegan con enfermedades crónicas que pudieron haberse evitado en el nivel primario y secundario. También encontré que el ISSS ha carecido de optimización de recursos, no tiene una política para planes de contingencias y, obviamente, tiene problemas financieros. En general he encontrado un desorden constitucional y he asumido el reto de corregirlo.

 

—¿Cuáles son las fortalezas del Instituto?

—Tenemos un presupuesto que sobrepasa los $400 millones, hay una fuerza laboral enorme de 14.600 empleados, contamos con alta tecnología y una buena cantidad de médicos especialistas altamente calificados. Por estas ventajas creo que el cambio sí se puede dar, cuando uno habla de esa institución con todas esas fortalezas lo que sucede es que debe haber un cambio de actitud, cambio de gestión administrativa basada en lo que le compete a la institución que es el cuidado de la salud de los ciudadanos. Anteriormente la institución fue manejada por personas que tenían un vínculo político. Mi única agenda es el bienestar de los ciudadanos y luchar por limpiar la imagen de la institución. En los 10 meses que llevo a la cabeza hemos avanzado rápidamente en estos aspectos.

 

—¿Qué cambios piensa hacer para mejorar el ISSS?

—Es difícil implementar, pero es más difícil corregir. He enfocado mi gestión en 4 aspectos: el trato humano, el acceso a las citas y procedimientos médicos, el acceso a las medicinas y la transparencia. Existe una gran cantidad de personas jubiladas en la institución que siguen prestando sus servicios y no le están dando la oportunidad a la gente joven. Hemos localizado 2.000 plazas de estos casos en la institución, yo estaría conforme con que un 50 por ciento de estas plazas se pudieran liberar para darle la oportunidad a la gente joven.

 

—¿Cómo se puede mejorar la entrega de medicinas?

—Éste es un problema de décadas, los abastecimientos están separados en distintas divisiones y estoy trabajando en una reestructuración para que haya una sola base de abastecimientos y haya un mayor control. Hemos mejorado en la entrega de medicinas, en los primeros dos meses de este año hemos entregado 3,2 millones de recetas y sólo hemos fallado en un 1 por ciento. Mi meta es que los medicamentos esenciales que salvan vidas estén a tiempo en donde deben de estar.

 

—¿Cómo optimizar la atención a los pacientes?

—Queremos mejorar el sistema de principio a fin y hacer de este proceso algo más placentero y más humanitario. Dentro del mismo contexto queremos educar a la población a hacer prevención, y a que sepan que el hecho de tener gripe no necesariamente implica ver a un especialista en pulmones. Al recurrir sólo al especialista, el paciente acude tres veces por mes sólo por recetas y no hay un proceso de examen físico ni evaluación. Y queremos motivar a los médicos a que regresen a su vocación de servir para darle mejor trato a sus pacientes.

 

—¿Qué otros programas piensa implementar?

—Uno de los planes es usar el hospital regional Zacamil en San Salvador para hacer un programa piloto que sirva como modelo para las instituciones de salud. Queremos que sea más eficaz, que brinde atención de calidad y con calidez a los ciudadanos. Una de las cosas que queremos implementar en este programa piloto es la entrega de medicamentos a domicilio a los pacientes mayores de 55 años y a las personas discapacitadas. Sabemos que tendremos tropiezos en la implementación pero superaremos esos obstáculos y, si funciona, lo extenderemos a nivel nacional y si no funciona pues evaluaremos las faltas y las arreglaremos.

 

—¿Hacia dónde quiere encaminar la institución de salud pública?

—Queremos extender nuestros servicios básicos a una seguridad social, ofreciendo un seguro de desempleo, aumento de la cobertura en las pensiones y la atención al adulto mayor. El objetivo final es evitar que haya tanta disparidad de salud entre los salvadoreños y creo que la clave para esto es que El Salvador se encamine a un enfoque de inclusión social.

Última actualización el Jueves 05 de Mayo de 2011 16:32

La información contenida en el archivo solamente se refiere a las ofertas recibidas por códigos en las diferentes gestiones de compras de MEDICAMENTOS 2014 / P 2015,  y no reflejan  ningún tipo de evaluación legal, administrativa, técnica y económica, por lo que no constituye ninguna adjudicación